Loading...

martes, 1 de diciembre de 2009

Rosa de Oro a Ntra. Sra. de la Cabeza


El pasado 22 de Octubre, la Santa Sede anunció la concesión por parte de S.S. Benedicto XVI de la Rosa de Oro a la imagen de Nuestra Señora de la Cabeza, que venerada en su santuario, es Patrona de la Ciudad de Andújar y de la Diócesis de Jaén. De hecho, este año se cumplen cincuenta desde que esta imagen fuese proclamada patrona de dicha diócesis. Además, también se han cumplido los cien años desde que fuera coronada canónicamente. Con tal motivo, el Obispo de Jaén, monseñor Del Hoyo, solicitó a Roma la concesión de la Rosa de Oro a la imagen de la V. de la Cabeza, con ocasión del Año Jubilar que se está celebrando en la Diócesis de Jaén para conmemorar el centenario. Monseñor Del Hoyo también basó su petición en el hecho de que se trata de la romería mariana más antigua de España, y la enorme devoción que suscita dicha imagen, con cofradías repartidas por toda Andalucía, Castilla-La Mancha, y otras zonas de España.

La imagen de Ntra. Sra. de la Cabeza es la primera efigie mariana española a la que se le concede dicha condecoración, que contiene una inscripción en latín, la cual traducida al castellano reza así: "Benedicto XVI. Rosa de Oro. Para la imagen de la Bienaventurada Virgen María de la Cabeza, Patrona Celestial de la Diócesis de Jaén. Concesión benignísima. 22 de Noviembre de 2009". La imagen de la V. de la Cabeza recibió la Rosa de Oro en la fecha indicada en la inscripción, y tras la celebración de una misa solemne en la Catedral de Jaén, a dónde la V. de la Cabeza había sido trasladada desde su santuario en Sierra Morena.

Esta condecoración se ha concedido históricamente por parte de la Santa Sede a reyes y mandatarios distinguidos en sus servicios a la Santa Madre Iglesia. Posteriormente cómo obsequio a reinas de naciones católicas, y desde hace años se ha reservado para imágenes marianas especialmente significativas por su calado devocional.

Debido a la importancia y proximidad que la "Morenita" tiene para quien esto escribe, este blog no puede menos que sumarse a las voces que han exclamado: ¡Viva la Virgen de la Cabeza!